Por Laura García/Content Manager Near BPO

Como muchas empresas sabrán por experiencia propia, lidiar con equipos provenientes de diferentes disciplinas profesionales puede llegar a ser una pesadilla a gran escala. Pero tener diferentes individuos con diferentes profesiones y habilidades tiene también sus ventajas. En este artículo te vamos a explicar que es y cómo formar un equipo interdisciplinario y cómo hacer que funcione.

¿Qué es un equipo interdisciplinario?

Estos equipos están formados por profesionales de distintas áreas y con experiencia en diferentes campos. Una de las principales ventajas de los equipos interdisciplinarios es que cada individuo aporta conocimientos y habilidades específicas de su profesión a los proyectos. Este tipo de equipo, a pesar de tener diferentes carreras y especialidades, está enfocado en los mismos objetivos. Gracias a esto, cada individuo en el equipo se complementa con las habilidades de los otros, llegando más rápida y eficientemente a las metas planteadas.

¿Cómo formar un equipo interdisciplinario exitoso?

Hacer que funcione un equipo interdisciplinario no es tarea fácil. Parte de la naturaleza humana es querer tener la razón siempre. Es por este motivo que muchos conflictos se pueden llegar a presentar si no se cuenta con una buena estructura del proyecto y de una buena gestión del líder. A continuación mencionaremos ocho consejos que ayudarán a que tu equipo interdisciplinario logre el éxito.

  1. Tener una meta fija es el soporte de cualquier proyecto. Tener un objetivo específico para tu equipo ayudará a que estos tengan un camino claro a seguir hasta alcanzar su meta.
  2. Elegir a un buen líder de equipo que sepa lidiar profesional y humanamente con personas de diferentes disciplinas.
  3. La organización en un equipo interdisciplinario es muy importante. Se tienen que fijar tiempos y horarios para poder llegar a las metas.
  4. Se debe tener en cuenta y respetar los modelos de trabajo que cada individuo va a presentar de acuerdo a su disciplina. Estos modelos luego pueden ser adaptados a los del equipo interdisciplinario.
  5. Se tiene que establecer un sistema igualitario de intercambio de conocimientos y habilidades.
  6. Fijar claramente las funciones de cada individuo dentro del equipo.
  7. Es necesario que cada miembro del equipo sea flexible y se adapte fácilmente a tareas no habituales de su campo.
  8. Tener una comunicación clara y transparente con todos los integrantes.

Las ventajas del trabajo interdisciplinario sobrepasan por mucho a sus desventajas. Cuando ponemos en una balanza los resultados de este modelo de trabajo, vemos que a largo plazo y en cuestiones de eficiencia y flexibilidad, las empresas se verán más beneficiadas.