Por Laura García/Content Manager Near BPO

Si has escuchado hablar de las APIs en algún punto, sabes que ellas forman parte de la base del Mundo Digital y que implican una inversión considerable de dinero. Pero si no lo sabías, las APIs también sirven para generar ganancias y nuevas líneas de negocio. Pero, ¿cómo funciona? Si no estás familiarizado, la monetización de APIs se ha convertido en una estrategia fundamental para sacarle todo el provecho posible a tu inversión. A continuación te explicaremos exactamente cómo funciona la monetización de APIs.

¿Cómo obtener ganancias de APIs?

Las APIs más allá de ofrecer múltiples soluciones para tu negocio, también se pueden convertir en muy buenas fuentes de ingreso para tu empresa. A través de las APIs se pueden ofrecer servicios de paga a tus clientes que garantizaran el regreso de la inversión. Para obtener el mayor beneficio posible de tus APIs, es necesario comenzar por una buena estrategia siguiendo estos pasos:

  1. Identificar los consumidores objetivos de la API.
  2. Escoger una herramienta de API Management que permita la monetización de forma flexible, por ejemplo, Apigee.
  3. Seleccionar los diferentes métodos de monetización que se van a adoptar para cada caso de negocio.

¿Cuáles son las estrategias de monetización de APIs?

Existen múltiples estrategias de monetización para las APIs, todas eficientes pero con modelos diferentes de aproximación al cliente. A continuación te describimos los principales modelos de monetización de las APIs.

  • Gratis: Utilización gratuita de las APIs permitida a usuarios registrados o al público en general y con o sin límites en el uso de las APIs. Nos ayuda a dar a conocer nuestro negocio y genera muchos usuarios rápidamente.
  • Freemium: Este modelo de monetización consiste en ofrecer los servicios de una API gratis pero con algunas restricciones. Cuando el cliente quiere quitar las restricciones o desea usar más APIs, los demás servicios se comienzan a cobrar.
  • Pay per use: Sólo se cobra por el número de llamadas hechas a la API o por algún otro factor como un atributo en la llamada. El cobro puede ser en modelos de prepago o postpago.
  • Suscripción: Los clientes pagan por adelantado por una cantidad predeterminada de uso de las APIs.

El secreto está en ver a las APIs como productos que se encuentran disponibles en nuestro mercado digital. Cada producto estará adaptándose y evolucionando continuamente según las necesidades del mercado y se podrá ofrecer en diferentes versiones que se ajusten a cada cliente.

Como vimos, la monetización de las APIs no suena tan descabellado y difícil como al principio de este artículo. La realidad es que con un API manager adecuado, empezar a recibir ganancias de tus APIs está sólo a unos clics de distancia.